Saltar al contenido

¿Se pueden medir gases en una probeta graduada?

Proveta

Cuando queremos analizar o medir el volumen de un gas que se desprende en una reacción por ejemplo, en la gran mayoría de ocasiones se realiza un cálculo para determinar su volumen. La fórmula más usada, la Ley de los Gases Ideales: P·V=n·R·T.

Este método puede resultar efectivo durante las etapas de colegio e instituto, pero no una vez se entra en un laboratorio ya no sirve, ya que existen multitud de variables que no se tienen en cuenta en esa ecuación, que como todos sabéis, asimila cualquier gas a un gas que se comporta en estado ideal.

Pero esto no era lo que venias buscando, tu quieres saber si de verdad se puede medir el volumen de un gas en una probeta, pues, aunque no es el método más utilizado para conocer que volumen ocupa un gas, existen experimentos que enseñan que es posible medirlo y que resultan muy interactivos para las generaciones más jóvenes.

El más fácil, medir la cantidad de dióxido de carbono que se desprende en una reacción química.

Materiales para hacerlo en tu casa

Antes de empezar la experimentación deberás tener en tu casa una probeta, un vaso cerrado donde hacer la mezcla y un recipiente donde contener el agua.

Los dos productos estrella son el vinagre y bicarbonato de sodio. Éstos generan una expulsión de CO2 al mezclarse, el cual vamos a medir en una probeta graduada y sabremos la cantidad de volumen que ocupa.

Como nuestro objetivo es medir un gas, es necesario que todos los recipientes estén cerrados y que el gas no pueda “escaparse” por ningún lado. Como el vapor tiende a subir, deberemos de colocar la probeta hacia abajo en un recipiente con agua y que el cilindro graduado este completamente lleno.

Para dar lugar a la reacción química, usaremos un matraz o un vaso de precipitados que se pueda tapar (parte esencial en el experimento) y entre ellos un tubo de plástico por el que el gas pueda fluir sin problema.

Una vez este todo diseñado, veremos como las burbujas pasan por encima del agua empujándola hacia abajo, la cantidad de volumen ocupada por el aire será nuestra lectura del volumen.

Puede resultar difícil de entender mediante una explicación, por lo que aquí os dejamos una demostración para que pongáis en práctica la experimentación.

 

Si habéis hecho el experimento, podéis enviarnos un vídeo de como ha funcionado y lo publicaremos en nuestra biblioteca para que pueda ayudar a más alumnos como tú 🙂